33.9 C
Talavera de la Reina
lunes, agosto 8, 2022
DBarrioDBarrio

Pirómanos

Contemplamos estos días, entre impotentes e indignados, las noticias que nos traen imágenes de las llamas que asolan el Norte de la provincia de Cáceres. No son estos los primeros incendios de este sofocante verano ni probablemente serán los últimos. Tampoco, son los únicos que, ya sea accidentalmente o que irresponsables y Pirómanos de toda calaña y condición, provocan a lo largo y ancho de nuestro País… pero estos, por su cercanía, son especialmente dolorosos para Talavera y los talaveranos.  El Jerte, la Vera, las Hurdes, Ambroz, Sierra de Gata e incluso las Batuecas son algo más que un paraíso cercano que la naturaleza nos regala. Son, además, origen y cuna de miles y miles de nuestros vecinos y en ellos y con ellos compartimos nuestras raíces.

Pero es en medio de estas tragedias cuando el ser humano saca lo mejor y peor de sí mismo. Miles de vecinos de los pueblos más directamente afectados ven como el fuego arrasa o amenaza su forma de vida y sus hogares, mientras cientos de Bomberos, Militares de la UME, Guardias Civiles, Brigadas forestales, Sanitarios  y Voluntarios se enfrentan desesperadamente al fuego, poniendo, en muchos casos, en peligro su propia vida. Vaya para todos ellos, todo nuestro reconocimiento, nuestro ánimo y nuestra gratitud y solidaridad. 

Y luego ¡cómo no! están los “profetas del apocalipsis”. Los del cuanto peor, mejor. Los expertos de mostrador y  barra de bar… y  en especial, aquellos que, aprovechando que el “Pisuerga pasa por Valladolid” o en términos más castizos, aquellos para los que ”no hay feria mala”, aprovechan cualquier catástrofe, cualquier desastre o cualquier calamidad, para dar rienda suelta a sus fobias y sus filias y señalar, prestos, con el dedo acusador, al adversario político, al vecino molesto, al diferente… como culpables dolosos de todo lo imaginable. Son los PIRÓMANOS SOCIALES. Hábilmente empujados y manipulados, pululan por las RR. SS. difundiendo y vertiendo en ellas toda la ira y toda la crispación con la que sus interesados “pastores”, a base de bulos y medias verdades, les han envenenado.  Y esto último, ocurre hoy con los incendios que nos ocupan y preocupan, como con la Pandemia o con la inflación, o con los abusivos precios de los alimentos y la energía, o con las consecuencias de la Guerra o con cualquiera de los males de este mundo habidos o por haber.  Cuidémonos también de estos Pirómanos que son, al menos, tan peligrosos o más que aquellos otros.

¡Y NO! No son, al menos HOY, mientras el fuego devora nuestros bosques, CULPABLES, sino RESPUESTAS Y SOLUCIONES lo que necesitamos y debemos exigir  a las distintas Administraciones que nos gobiernan, que son, en definitiva,  las que tienen la Obligación, los Medios y las Competencias para ofrecerlas.

José María Domínguez
José María Domínguez.
- Advertisement -spot_img
spot_img
spot_img

LO MÁS VISTO

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad