12.8 C
Talavera de la Reina
martes, diciembre 6, 2022
DBarrioDBarrio

Hilo Rojo – Por Ash Rodrigues

Hilo Rojo – Por Ash Rodrigues
Hilo Rojo – Por Ash Rodrigues.

“Hace mucho tiempo, en una tierra lejana vivía un emperador obsesionado con saber quién sujetaba el otro extremo de su hilo rojo del destino. Este se enteró de una bruja que podía ver estos hilos y mandó que la llamaran a su presencia. Cuando esta llegó, le encomendó que buscara el final de su hilo rojo y así saber quién sería su futura esposa. La bruja accedió y comenzó su búsqueda por una calle muy frecuentada por mercaderes. Caminó hasta pararse frente a una campesina y su bebé en brazos, quien vendía distintas verduras, y le dijo al emperador : “Aquí acaba tu hilo”. El emperador enfureció creyendo que era una mofa, empujó a la campesina haciendo caer al bebé quien se hizo una gran herida en la frente, y mandó decapitar a la bruja.

Pasados los años, el emperador decidió desposarse con una bien recomendada hija de un general poderoso. El día de la boda la mujer entró con un vestido precioso y un gran velo que cubría su cara. Al emperador levantar este vio por primera vez el bello rostro de su esposa con una peculiar cicatriz en su frente…”

Así versa esta historia asiática del hilo rojo. Su procedencia exacta no es segura, ya que esta leyenda fue transmitida oralmente por toda Asia, pero podemos asegurar que el origen de esta leyenda se inspira en el descubrimiento de que la arteria cubital conectaba el corazón con el dedo meñique (de ahí que el cierre de una promesa se simbolice uniendo este dedo con otra persona).

Es una leyenda que hasta día de hoy podemos reconocer en términos como almas gemelas, y no solo engloba lo romántico sino que es un amor que une, dos o más mitades hechas para estar juntas. Un hilo que se puede tensar, alargar o enredar, pero no romper.

Son muchas las referencias sobre hilos simbolizando destino o vida, en la historia. Solo con mirar en la mitología griega encontramos bastantes: Ariadna y el hilo rojo para vencer al minotauro; o las Moiras y sus hilos dorados representando la vida de los hombres. Y también esta estética se ha llevado al cine en películas como Dolls, de Takeshi Kitano, o Sayonara, de Joshua Logan. En ambas vemos cómo a pesar de las peripecias las parejas siguen unidas por ese hilo. O como diría Shakespeare “Journeys end in lovers meeting”, todo viaje concluye con el encuentro de los amantes.

GALERIA LOCALES NOCTURNOS

- Advertisement -spot_img
spot_img
spot_img

OTRAS HISTORIAS

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad