21.4 C
Talavera de la Reina
miércoles, julio 6, 2022
DBarrioDBarrio

“Eurofendidos”            

Javier Gil
Javier Gil

El festival de Eurovisión jamás había causado tanto revuelo. Los eurofans estamos acostumbrados a que desde muchos sectores se ridiculice, minimice y burle de este evento internacional que nació en el año 1956 y lejos de estar cabizbajo, reúne cada vez de mayo a 600 millones de personas frente al televisor y pronto pondrá en marcha sus versiones en otros continentes como Asia y en los Estados Unidos.

Este año ha ganado la Canción “Slo mo” de la cantante Chanel que conjuga los ritmos latinos con una acción trepidante en el escenario y que es magníficamente interpretada y bailada por el cantante hispano cubana. La segunda clasificada fue “Non ha fronteiras” interpretada en gallego por el grupo Txangureiras y la tercera “Ay mama” cantada por Rigoberta Bandini, nombre artístico de la catalana Paula Ribó.

La polémica llega cuando la canción ganadora lo hizo gracias al jurado de expertos ya que el público y el fantasmagórico tribunal demoscópico prefirió la canción gallega. Hace algunos años, cuando la cantante talaverana Vanesa Klein, interpretó su magnífico “Ouch” y fue favorita del público, nadie levantó la voz para acusar al jurado que un día antes ya sabía que iba a ganar el catalán del gallito que ha quedado peor clasificado en la historia de Eurovisión.

La razón de la polémica es que la canción de Txangureiras se canta en gallego y otras lenguas españolas y eso es muy guay, progre y del gusto de los socios nacionalistas y comunistas del Gobierno (Pobres chicas que se han vuelto metidas en un barullo cuando realmente la canción está bastante bien.) y por otro la canción de “Ay mama” (que igualmente me gusta bastante) canta a la maternidad… aunque los ofendiditos de la izquierda la interpretan como un himno feminista podemizando lo que es mero entretenimiento. Esta canción no ganó no por su sobrada calidad sino por lo cutre de la puesta en escena poniendo a bailar a las hermanas y primos de la cantante algunos entraditos en carnes, por cambiar su bonito vestido inicial por una faja al final de la canción y su estética de mal gusto.

En fin, ha ganado la que más posibilidades tiene de vencer en Turín como demuestran las encuestas. De todo esto sacamos algo bueno y es que todos esos que tradicionalmente denostan eurovisión, se aficionen al concurso y termines siendo actores de un eurodrama en el que lamentablemente vuelven a politizar hasta el arte.

- Advertisement -spot_img
spot_img
spot_img

Lo más Visto

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad