34 C
Talavera de la Reina
sábado, julio 2, 2022
DBarrioDBarrio

Entrevistamos a… Daniel Grao, actor de la obra de teatro La Máquina de Turing

Entrevistamos a… Daniel Grao, actor de la obra de teatro La Máquina de Turing

Entrevistamos a... Daniel Grao, actor de la obra de teatro La Máquina de Turing
Daniel Grao, actor de la obra de teatro La Maquina de Turing.

El 15 de enero en el Teatro Palenque tendremos la enorme suerte de poder asistir a la obra de teatro ‘La máquina de Turing’ del autor Benoit Solés y adaptada y dirigida por Claudio Tolcachir.

La obra cuenta con los grandes actores Daniel Grao y Carlos Serrano. La historia nos cuenta que en 1952 el profesor Turing presentó una denuncia por robo en la comisaría de Manchester. Este hecho no escapa a los servicios secretos, pues Alan Turing es el hombre que descifró el código nazi “Enigma”. El sargento Ross, encargado de la investigación, poco a poco va descubriendo a un hombre atípico y encantador del que se hace amigo.

Hablamos con Daniel Grao para conocer mejor la obra y a él.

Cartel de la obra de teatro.

Hola Daniel, cuéntanos, tras todo este tiempo, desde que fue estrenada la obra. ¿Cómo ha sido el recorrido?

El comienzo fue en esta situación pandémica, tanto los ensayos como el estreno. Y aunque teníamos todas las dudas, fue muy emocionante comprobar que a pesar de los pesares el espectador seguía viniendo, con mascarilla y cumpliendo protocolos, pero llenaba los aforos permitidos. Incluso tuvimos algún encuentro con el público en el que nos agradecen mucho el esfuerzo, pero para nosotros era recíproco, porque era muy emocionante que, con todo ese contexto social, el público estuviera necesitado de escuchar historias y viniera a acompañarnos.

Prácticamente toda la gira ha tenido que ser con aforos diferentes, pero ya en este último tramo, hemos podido saborear, por primera vez, aforos completos y teatros llenos. Fue maravilloso reencontrarse con esa sensación.

¿Cómo ha cambiado vuestra vida este papel, esta historia?

En cuanto a lo personal, todo personaje que hago, y al que me acerco, baja unas barreras y unos juicios, en diferentes temas. No concibo la actuación sino es queriendo y entendiendo a tu personaje, haga lo que haga, aunque sea el peor de los villanos. Necesitas entender los motivos que le lleva ahí, entonces eso te hace comprender al personaje y a ti mismo en ciertos aspectos de uno mismo.

Y en cuanto a lo profesional, es un personaje que para mí ha marcado un antes y un después, en cuanto a teatro se refiere. Es un personaje que me invita a componer, a aunar la verdad, la emocionalidad, la honestidad, … con la creación de un personaje desde fuera.

Si que es cierto que demanda un atrevimiento y yo soy un actor tan obsesionado con la verdad, que a veces eso me hace estar un poquito más sujeto a la manera natural de hacer las cosas, pero con este personaje no podía ser. Requería un atrevimiento, romper moldes y a componer un cuerpo, voz, gestos… y esto te marca, incluso a futuros personajes.

¿Cómo afrontáis esta época de tanta incertidumbre?

Intento ir al día, como creo que vamos todos. Es todo muy cambiante, e intento adaptarme a como están las cosas hoy; y mañana… a saber. En cualquier caso, me siento afortunado, que incluso en esta época hemos continuado con nuestra gira, apenas hemos tenido que cancelar una sola actuación y el volumen de trabajo ha sido muy bueno. Aunque se que no todo mi gremio ha sido así, por eso me siento muy afortunado.

Daniel Grao en escena. Fotografía de Elena C. Graiño.

Al ser solo dos actores en escena, ¿cómo ha sido vuestra experiencia en la historia de Alan? ¿Cómo os preparáis para la escenografía?

La escenografía es muy sencilla. Pero es lo que la hace mágica. Tenemos un apoyo muy importante por parte de las proyecciones, que crean una atmósfera de la situación en la que nos encontramos. Los escenarios más importantes en la obra, a los que se va y se vuelve varias veces, pasan de escenas austeras a grandilocuentes y viceversa. La suma de todas ellas da la impresión de conocer más al personaje de Alan Turing, no solo al padre de la informática, sino a él como persona: solitario, guardián de secretos, su sexualidad homosexual, etc…

Un factor en la historia de Alan Turing fue su homosexualidad, por la que fue penado. ¿Crees que se extrapola a la actualidad y de qué manera?

Sí, por supuesto. Al final cuando me preguntan de qué va la obra, les digo que estamos contando, y casi rindiendo tributo, a una persona que, socialmente, se le debe mucho. Hoy todos tenemos informática en nuestro bolsillo, y fue gracias a él, pero fue tratado casi como un loco. A esto le sumas descifrar el código nazi con Enigma. Ya es una deuda para con él bestial, y se le pagó con silencio social durante 10 años y posteriormente con castración química. Por lo que acabó suicidándose. Esto es un espejo brutal de cómo nos comportamos como sociedad. Y si, quizás en algunos países ya no hay esas problemáticas con la homosexualidad, pero sigue habiendo diferencias en el trato hacia “el diferente” en nuestras viñetas del día a día.

Desde luego en el mundo artístico no ha supuesto, la homosexualidad, una diferencia significativa. ¿Creéis que, en el mundo de la ingeniería, o por la época que corría se ha estigmatizado mucho más?

Si. Aunque siempre digo que en España el tema homosexualidad no es el estigma que fue. Esto lo digo con la boca pequeña, porque no paramos de ver noticias relacionadas con fluctuaciones sobre esto, y como hoy en ciudades europeas recibes palizas por ir de la mano con una persona del mismo sexo. Quiero creer que el ser humano va evolucionando, pero realmente lo hace lentamente.

Sino es la sexualidad, al final son otras cosas, como el ego – capaz de maltratar al otro.

Nunca está de más ir a la esencia de eso y con nuestro trabajo ponemos un espejo para intentar entendernos un poco más a nosotros mismos.

Daniel Grao en escena. Fotografía de Elena C. Graiño.

Sabemos que habéis obtenido numerosos premios, entre ellos Molière y Premio Max. ¿Os supone cierta presión?

No. Más que presión es una sensación preciosa. Al final nosotros hacemos nuestro trabajo, te pones a hacer lo que te toca: contar la historia. Yo siempre intento utilizar la imagen de canal expresivo. Siempre es agradable porque es un reconocimiento y el sentirse visto. Esto da sentido a nuestro trabajo, aunque no es nuestro objetivo.

Muchas gracias Daniel, desde luego tenemos muchas ganas de ir a ver la obra. Os esperamos con los brazos abiertos el próximo 15 de enero en el Teatro Palenque. 

- Advertisement -spot_img
spot_img
spot_img

Lo más Visto

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad