12.1 C
Talavera de la Reina
jueves, febrero 25, 2021

El pleno aprueba la congelación de tasas e impuestos en Talavera de la Reina

El Pleno municipal ha aprobado las ordenanzas fiscales para 2021, unas ordenanzas que congelan tasas e impuestos para el año próximo, tal y como ha explicado el concejal de Hacienda, Luis Enrique Hidalgo. Así lo ha resumido el edil durante su intervención en la sesión plenaria en la que se han aprobado, de forma definitiva, las ordenanzas fiscales reguladoras de los tributos, tasas y precios públicos.

Hidalgo ha explicado que se trata de una propuesta que está “pensada para paliar el impacto de la crisis sanitaria en la economía y que sean también un revulsivo para la implantación de empresas en la ciudad”. De esta forma, se ha adaptado la realidad fiscal del Ayuntamiento a la situación actual en Talavera de la Reina con un “objetivo prioritario: crear empleo y riqueza en la ciudad, y a pesar de las complicaciones presupuestarias hemos propuesto modificaciones para favorecer la recuperación de la economía local”.

El concejal ha defendido que estas ordenanzas han sido “participativas”. Para argumentarlo, ha señalado que se han mantenido reuniones con algunos representantes de los grupos políticos de la oposición, así como con varias asociaciones empresariales o con la federación de vecinos.

En primer lugar, se ha referido a la congelación de la tasa del agua, el contrato más importante que tiene el Ayuntamiento (como es el del ciclo integral del agua) y que se ha negociado para no gravar a los talaveranos y talaveranas. En términos generales, el concejal de Hacienda ha hablado de la modificación de 17 ordenanzas que tienen como denominador común la congelación. Se mantiene el tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), y tampoco suben tributos tan significativos como la tasa de basura, el Impuesto de Vehículos o por el uso de instalaciones deportivas.

Mejor fiscalidad y gestión de los tributos

Luis Enrique Hidalgo ha comentado que algunas de las modificaciones se han realizado, también, a propuesta de los servicios municipales; en aras a “una mejor fiscalidad y gestión de los tributos”. Además de participativas, el edil ha señalado que las ordenanzas fiscales “ponen su enfoque en no subir la presión fiscal a los contribuyentes, en incentivar la instalación de empresas y en la creación de empleo, en instaurar medidas de salvaguarda a los talleres cerámicos para permitir su continuidad, en ser muchísimo más justas en impuestos como las Plusvalías y que colaboran con el sector hostelero ante los efectos negativos de la pandemia en sus negocios”.

El también teniente de alcalde se ha referido al “futuro incierto” que mantiene la pandemia a todo el país y que, por supuesto, no es ajeno al tema de la recaudación: pese a ello, ha aseverado que las ordenanzas tienen que ser “el sustento que permita financiar unos servicios públicos de calidad”, añadiendo que no hay que olvidar “que éste es su principal fin”.

Un revulsivo para que la ciudad vuelva a la senda del crecimiento

Las ordenanzas fiscales regulan, aproximadamente, el 60% de los ingresos corrientes del Ayuntamiento, unos ingresos que permiten que la Administración disponga de los recursos suficientes para servir al ciudadano bajo protocolos, como la “eficacia, eficiencia y calidad de los servicios”. Por eso, ha sostenido que la confianza en este documento es que sea “un revulsivo para que la ciudad vuelva a tomar el impulso y la senda del crecimiento que ya se estaba experimentando al inicio del ejercicio”.   

- Advertisement -
- Advertisement -

Ultimas noticias

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad