33.9 C
Talavera de la Reina
lunes, agosto 8, 2022
DBarrioDBarrio

El embuste del AVE extremeño

En el año 1862, el Gobierno de los Estados Unidos autorizó la construcción del ferrocarril que conectase la costa atlántica con la costa oeste en California, el 10 de mayo de 1969, siete años después, las compañías Unión Pacific y Central Pacific unieron los dos extremos de las vías en la ciudad de Promontory en el estado de Utah. En siete años se habían construido las vías entre Omaha y Los Ángeles. 2502 kilómetros fueron construidos para llevar personas y mercancías.

El gobierno del Zar, comenzó a estudiar el proyecto del ferrocarril Transiberiano en 1880 y empezaron a construir sus 9288 km entre Moscú y Vladivostok en 1890. La inauguración se hizo en 1904, catorce años después.

El 27 de julio de 2001 el Ministro Álvarez Cascos indicó en Talavera, que el AVE pasaría y pararía en Talavera. De eso hace 21 años, mucho más de lo que se tardó en construir el ferrocarril Panamericano o el Transiberiano.  El Ministro puso fecha a esa llegada, el año 2007. A partir de ahí todos los Gobiernos de España se han afanado en prometer y decir que el AVE pararía en Talavera. Fue épica la embustería del mentiroso presidente Zapatero cuando dijo que el tren “pasaría por Talavera soterrado en el 2010” trola que nunca cumplió.

En ese momento se anunciaba para Talavera un AVE de verdad, soterrado y con velocidad de AVE. Un tren que nos comunicaría con Atocha en 35 minutos, lo cual causó un pequeño “boom” económico hasta 2008. En 2007 los gobiernos de Rivas, Barreda y Zapatero firmaron una pantomima para asegurar que la Junta iba a costear el soterramiento de las vías. Además, anunciaron la inminente construcción de un nodo logístico como parada de mercancías.

Con el Gobierno de Mariano Rajoy, se empezaron a poner algunas pequeñas partidas en los presupuestos, pero cada año iba pasando y no llegaban a ejecutarse. En 2014 se realiza otro protocolo (Talavera como bien saben es la ciudad de los protocolos y estudios), en este caso entre Pastor, Cospedal y Ramos. Efectivamente se vuelven a meter pequeñas partidas en los presupuestos que van destinadas a realizar un estudio (y dale con los estudios) informativo, ya que el anterior había caducado. En esto, en julio de 2017 el Ministro de la Serna visita Talavera (se confunde y dice que estamos en Extremadura) y nos da un sopapo en toda la cara rompiéndonos el sueño de estar conectados directamente con Madrid, ya que cambia el trazado para que pase por Toledo (deberíamos ver la mano culpable en las presiones de la Junta y el Ayuntamiento de Toledo para que eso sucediera). A partir de entonces y con el gobierno de Pedro Sánchez, nuevos retrasos, presupuestos incumplidos y procrastinación de cualquier paso.

No nos equivoquemos, el AVE tal y como suponemos (un tren que va a más de 250 km por hora) no va a pasar por Talavera. La Junta nunca cumplirá su compromiso de soterrar el paso por Talavera. Toledo nos ha quitado ya el privilegio de estar directamente comunicados con Madrid, las mercancías de Portugal pasarán por el ferrocarril de Mérida a Ciudad Real y de ahí a Toledo y Madrid o Valencia. El “tren rápido” de 89 km por hora tardará una hora y cuarto en llegar a Atocha (Lo mismo que en coche) y el verdadero nodo logístico estará a las afueras de Toledo, en Algodor, ya que aquí, si hacen algo más allá de las promesas, tendremos un “polígono industrial de posible usos logísticos” como dicen Page, Hernando y Carrillo.

¿Hay alguien que todavía crea que Talavera no está marginada? ¿Hay alguien que piense que los talaveranos somos maltratados por la administración? El fin es que Toledo se coma a Talavera y me duele pensar que lo están consiguiendo.

Javier Gil
Javier Gil
- Advertisement -spot_img
spot_img
spot_img

LO MÁS VISTO

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad