11.4 C
Talavera de la Reina
martes, mayo 24, 2022
DBarrioDBarrio

Dolor en las relaciones sexuales. Causas y 5 consejos para abordarlo

Dolor en las relaciones sexuales. Causas y 5 consejos para abordarlo

La sexualidad es un pilar básico en en nuestra vida y normalmente la asociamos a una sensación placentera y de disfrute. Sin embargo, muchas mujeres principalmente, aunque también hombre, no son capaces de experimentar estas sensaciones positivas porque prevalecen otras negativas como el dolor.

CAUSAS

El dolor al tener relaciones sexuales puede producirse por razones que abarcan desde problemas estructurales hasta preocupaciones psicológicas. Muchas personas sienten dolor al tener relaciones sexuales en algún momento de sus vidas.

Conocer la causa   de la dispareunia es fundamental para abordar el tratamiento adecuado a cada paciente, por lo que si padeces esta condición , no dudes en consultar con tu ginecólogo para que te asesore.

El término médico para el dolor que se siente al tener relaciones sexuales es «dispareunia» o coitalgia, que se define como: dolor genital persistente o recurrente que ocurre justo antes, durante o después de tener relaciones sexuales.

Habla con el médico si sientes dolor al tener relaciones sexuales. Los tratamientos se centran en la causa, y pueden ayudar a eliminar o disminuir este problema frecuente.

PRINCIPALES CAUSAS

Entre las principales causas nos encontramos con: la sequedad vaginal, una de las razones más comunes. La vulvodinia, picores y ardores. El vaginismo, contracción involuntaria de la musculatura vaginal. Infecciones o alteraciones en la piel de repetición. Y el postparto.

5 CONSEJOS PARA ABORDARLO

Más allá del dolor en sí que provoca, el tratamiento es fundamental. Esto, a su vez, tiene un impacto directo en el bienestar íntimo, las relaciones de pareja y la calidad de vida.

Así pues, es importante conocer los pasos a seguir en caso de experimentar dolor durante el coito:

1.-Acudir al ginecólogo/urólogo. En caso de experimentar dolor en las relaciones sexuales, es fundamental consultarlo con un profesional. Esto se debe a que las causas pueden ser muy diversas.

2.-Evitar los agentes irritantes. El uso de cremas, geles u otros productos inadecuados para el cuidado y la higiene de la zona íntima puede alterar la mucosa y causar irritación y sequedad e incluso dermatitis por contacto.

3.-Aplicar un gel íntimo con ácido hialurónico. El ácido hialurónico ha demostrado mejorar de forma relevante – en torno a un 90% de los casos, según diferentes estudios clínicos.

4.-Usar con prudencia fármacos . En ciertos casos, se pueden prescribir medicamentos como antibióticos, antifúngicos, agentes con lidocaína, corticoides tópicos o cremas con estrógenos para el tratamiento del dolor en el acto sexual. Sin embargo, su uso debe ser puntual y limitarse a la pauta recomendada.

5.-Recurrir a otras terapias complementarias. En casos severos o reticentes a la terapia conservadora, puede ser necesario el tratamiento quirúrgico. Por el contrario, cuando se trata de dolor en las relaciones sexuales por causas psicológicas, el abordaje debería contar con la participación conjunta del ginecólogo y el psicólogo clínico o sexólogo.

Así pues, es posible eliminar o disminuir el dolor en las relaciones sexuales y recuperar el placer sexual.

Pero para ello, es necesario concienciar de que se trata de una afección común entre las personas y acabar con el tabú que esta supone.

Quizás te interese

- Advertisement -spot_img
spot_img
spot_img

Lo más Visto

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad