4.2 C
Talavera de la Reina
jueves, febrero 9, 2023
DBarrioDBarrio
OpiniónCarlos Alberto MartínDe nuevo con China "deeply concerned"

De nuevo con China «deeply concerned»

Para los aficionados a la cosa Europa como un servidor, cada vez que sucede algo aparece un cariacontecido comisario europeo (que también vaya ojo se tuvo para llamar a los ministrines de Bruselas) y nos suelta el tan manido y recurrente “deeply concerned” que en la lengua de Cervantes significa profundamente preocupado y luego a otra cosa. Si hay un país que desde 2020 se ha ganado numerosas ruedas de prensa para emplear este calificativo, sin lugar a dudas ha sido China, que ha ido coleccionando los cisnes negros desde la irrupción de la COVID en las postrimerías del felicísimo 2019 hasta nuestros días, suponiendo todas ellas un grave problema para nuestra salud y economía que será lo que les relate a continuación:

– Covid 0, China fue el lugar donde la pandemia se origina y en parte los estragos de la misma se deben a consabida opacidad con la que se maneja el gobierno del país, pero a nivel económico además, los daños han sido continuados en el tiempo por la errónea política de Covid 0, política que ya intentaron en otros muchos lugares que lo tenían mucho más fácil como Australia o Japón y la tozuda realidad acabó imponiéndose, yendo a un sistema mixto de restricciones y cierres parciales con vacunaciones masivas con vacunas de ARN mensajero (que se han mostrado bastante efectivas). En China, el “emperador Xi” que busca una anomalía como ser reelegido por tercera vez líder de la dictadura, se empecinó en esta política que ha estrangulado la oferta mundial, al haber cierres de bloques de edificios, fábricas, ciudades o regiones. A pesar de ello, el politburó del gigante asiático, sigue en el sostenella y no enmendalla, con una población cada vez más envejecida, una seroprevalencia relativamente baja y el uso de vacunas nacionales (que han demostrado ser manifiestamente mejorables) frente a las occidentales. Toda una bomba de relojería según siga mutando el dichoso virus y un auténtico quebradero de cabeza para las ya tensionadas cadenas de suministros globales, que son cuantiosas desde la cada vez menos “fábrica del mundo”.

-Juegos de Invierno, estos supusieron un escaparate de primer nivel para el país (solo empañado por los tambores de guerra en Ucrania) de cara a la galería, así que costara lo que costara Pekín especialmente, y el resto de subsedes olímpicas debían lucir con cielos limpios. En el país se llevan haciendo grandes esfuerzos por reducir la contaminación en la ciudades, que a poco que hayamos visto fotos y vídeos, aparece como esa suerte de neblina pegajosa que los anglos llaman “smog”, para ello, China que es el mayor contaminador del mundo, siendo especialmente intensivos en el uso del carbón tuvo que imponer reducciones a la movilidad y apagado de centrales térmicas con el consiguiente daño a la producción y cadenas de suministros globales, que de nuevo se vieron tensionadas.

-Taiwán, ladrillo y el reto demográfico, estos son los últimos cisnes negros que parecen aletear desde oriente y aunque resulte contra intuitivo van parcialmente de la mano, veamos. Según distintos estudios el país lleva perdiendo población en el último lustro, las consecuencias de jugar a ser ingenieros sociales con la política del hijo único, además de llevarse por delante a millones de fetos, bebés y mujeres, ha dejado al país  con una pirámide demográfica endiablada (les recomiendo si tienen estómago vean el documental “One Child Nation” en Amazon), pero además agravado con ser un país de rentas medio bajas, ahora todo el empeño de las autoridades de la mayor dictadura del mundo  para el nuevo lavado de cerebros colectivo es simple, y es que si quieres ser un buen chino tienes que tener dos hijos.

A esto va unido el problema del sector inmobiliario siendo el principal motor de la economía China, con la deuda de las familias en máximos históricos y con ciudades y zonas residenciales fantasmagóricas ¿les suena? Pues en este caso a lo bestia, con cierres medio en falso a problemas como el de Evergrande, con una población en lento declive, sin atraer a foráneos como  las autoridades esperaban, que al final los migrantes parecen buscar las democracias, el estado de derecho y el respeto a los derechos humanos, frente a un sistema represivo y tecnológico, una suerte de gran hermano donde millones de cámaras saben lo que haces y te asignan “chiquipuntos” con el sistema de crédito social chino y dirimen si eres un buen ciudadano, esto unido a que poco a poco el peso relativo de China como “fábrica del mundo” se va reduciendo, parece que el pico de trabajadores que puede absorber el sector manufacturero ha llegado a su máximo reduciendo notablemente los incentivos de abandonar el campo a favor a la ciudad, así que al todavía cierre de esta situación del inmobiliario del país se suma la última, Taiwan.

La isla de Formosa lleva considerada siendo una provincia rebelde por parte del partido comunista chino desde el cierre de la II Guerra Mundial y como Xi quiere ser nuevamente reelegido y pasar a los anales de la historia de China y ocurrencias como matar a millones de chinos de hambre o exterminar a los gorriones como sujetos imperialistas ya estaban cogidos, nos queda la total reunificación por la fuerza del país. Hace unas semanas pudimos observar las mayores maniobras militares de la historia del ejército chino como respuesta a la visita de Nancy Pelosi a la isla, los problemas se suceden y es que a parte de los evidentes como son una posible guerra de esta magnitud y encima sobre el mayor productor de microchips del mundo, estas maniobras militares entorpecen el tráfico marítimo en las aproximadamente 100 millas del estrecho de Taiwán convirtiéndolo en una zona todavía más caliente, como estoy seguro ha averiguado, esto estrangula un poquitín más las cadenas de suministros globales.

Y es que el partido comunista chino no lo tiene nada fácil, y de querer hacerlo , no le queda más remedio que hacerlo en esta década o será la propia demografía la que se lo ponga muy difícil, pero claro el bocado de Taiwán es mucho bocado, por hacer la analogía con Ucrania, el ejército ruso que sí tiene experiencia en combate no como el chino, ejército que además ha participado activamente en la formación del chino y que una parte relevante de su tecnología es básica para el chino se está encontrando graves problemas para invadir un país paupérrimo como Ucrania, con el que comparte miles de kilómetros de frontera y llano como un plato, imaginen el panorama a un país apoyado y protegido por los Estados Unidos y que el entorno de combate sería la mayor operación anfibia de la historia, ahí es nada…

Pues eso que mientras discurren los días para abandonar el verano, seguimos otro año más “deeply concerned” con China.

Carlos Alberto Martín.
Carlos Alberto Martín.
spot_imgspot_img

OTRAS NOTICIAS

Nueva autovía entre Portugal y España

Los gobiernos de Portugal y España, con la ayuda del Partido Socialista de Extremadura, llevan meses trabajando para mejorar la conectividad entre ambos países. Esto...

Interesante festival taurino este fin de semana a un paso de Talavera

Las fiestas de San Blas en Candeleda están a punto de comenzar y con ellas una cita taurina muy especial. El 11 de febrero a...
- Advertisement -spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

SABOREA TALAVERA

OTRAS HISTORIAS

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad