21 C
Talavera de la Reina
domingo, octubre 2, 2022
DBarrioDBarrio

Ascazo de tanto populismo

Recoge el diccionario que el término populismo alude a la “tendencia política que dice defender los intereses y aspiraciones del pueblo”.

Ahora bien, habría que entrar en materia para lograr entender cómo algunos “sectores” políticos entienden este mismo calificativo, dado que sus acciones y decisiones parecen responder más bien a intereses personales y partidistas, que estar dirigidas realmente al pueblo que dicen defender.

La mejor forma de hacernos comprender es siempre a través de la objetividad de los datos y de la neutralidad de los hechos.

El último acto de populismo del que tenemos noticia es el de la ministra Yolanda Díaz arengando a las masas a salir a las calles para hacer frente a los demonizados empresarios.

Pero vamos por partes –que a mí, personalmente, es como más me gusta tratar cualquier asunto por peliagudo que sea-. En primer lugar, me pregunto cuál es el grado real de conocimiento de esta elegantísima señora sobre el tejido empresarial de nuestro País. Más que nada porque cuando hace ciertas incongruentes y desafortunadas afirmaciones sobre “los empresarios” a mí me da por acordarme de la Sra. Juana (que tiene una pequeña mercería en el barrio desde hace más de 30 años) o de Miguel (fontanero autónomo, con dos trabajadores contratados), o de Pilar (que regenta un gimnasio y tiene poco más de diez entrenadores trabajando algunas horas al día para cubrir la demanda real de la clientela).

Después de acordarme de ellos, miro a la arregladísima ministra y me planteo: ¿Pero ésta mujer sabe de qué habla? Porque tengo yo el pálpito de que esta predisposición suya a hablar de los empresarios como si todos tuvieran el poderío de Amancio Ortega (con todo el respeto y admiración que este señor me merece por la inmensa cantidad de puestos de trabajo que efectivamente crea), son el fruto de una supina e irresponsable ignorancia.

En segundo lugar, a poco que uno le dedique un rato a coger la máquina de calcular y echar cuentas, acaba por reparar en que la subida del SMI no mejora la vida de los trabajadores. Pero, por el contrario, lo que sí provoca dicha subida es el aumento de los costes laborales por cada trabajador contratado, reduce la competitividad de las empresas, potencia la espiral de la inflación por la subida de precios y lo más “cómico” de todo: el Estado se enriquece desde todos los puntos cardinales porque la recaudación se dispara.

Y ya por último, la ministrísima y sindicalísima Sra. Díaz aprovecha la convocatoria en las calles para darse un baño de “masas”, consiguiendo publicidad gratuita para el futurible proyecto político en ciernes que dice abanderar.

En definitiva, ¡¡qué ascazo de populismo!!

susana hernández
Susana Hernández
- Advertisement -spot_img
spot_img
spot_img

LO MÁS VISTO

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad